16 jul. 2011

El horno no está para bollos

Fue una semana complicada en el trabajo. Empezamos bien, de buen humor, tanto que no parecía lunes, pero de pronto se nubló y se quedó oscuro y feo como ayer a las 3 de la tarde. Es imposible trabajar con gente que no se siente parte de un equipo y que encima se enchincha cuando le pedís colaboración.
Pero lo mejor es que ya estoy en casa, y por suerte tengo muchos planes en los cuales focalizar mi atención.

Esta vez les traigo una receta que me pareció más que original. Una forma liviana de comer algo tan sencillo como la ricota. Muchas veces me pregunté para qué otra cosa, que no fuera relleno de ravioles (o similar), se podía emplear. Resulta que hay varias alternativas, y me encanta, porque es liviana, magra, es como un queso crema...

He aquí la receta de los bollos de ricota con coulis de tomate. Es una adaptación de una que encontré en la web de Maru Botana.

Con estas cantidades salen 10 bocatidos bien contundentes: 

250 gr de ricota (como siempre, usamos la más magra que consigamos)
2 cucharadas panzonas de queso rallado
1 1/2 cucharadas de harina
1 huevo batido
Sal/pimienta/nuez moscada

Esta es la variante más básica de todas, obvio que pueden agregar jamón picadito, cebollita de verdeo, puerro,  lo que se les ocurra y tengan a mano para obtener algo diferente, pero con la misma base.

y para el coulis de tomate:
2 tomates (perita)
Sal/pimienta
1 hojita de laurel
1 diente de ajo 
1 cucharadita de perejil disecado
Aceite (usé aceite de canola)
1/2 taza de agua
Preparar una sartén con aceite o manteca para freir los bollos. La verdad es que esto es muy a ojo, yo siempre pongo poquito y luego sinecesito agrego un poco, me funciona bastante bien. 


Mientras el aceite se calienta, mezcalamos todos los ingredientes en un bowl, integramos bien y con la ayuda de una cuchara formamos bollos que ponemos a cocinar. Cuado estén dorados de un lado y no se deformen al querer darlos vuelta, están listos para darles un toque del otro lado.


Al mismo tiempo podemos empezar a preparar el coulis: hervimos los tomates, los pelamos y los procesamos. Por otro lado en una ollita calentamos el aceite y agregamos el ajo machacado. Luego incorporamos los tomates ya procesados, el laurel, el perejil y el agua. Por último salpimentamos.  Dejamos hervir durante 3 minutos y retiramos del fuego.


Con las dos preparaciones listas, procedemos a servir.

Que lo disfruten!
Me voy a ver el partido Argentina vs Uruguay!!!

2 comentarios:

  1. buenísimos, muuuy sabrosos!!!!

    ResponderEliminar
  2. heyy !! copado tu blog , mi mamá tiene diabetes y muchas veces tuve que adaptar recetas para que toodos podamos compartir , hace unos días tome la iniciativa de comer más saludable, así que me hago fiel seguidora de tu blog . un beso

    ResponderEliminar

Be the type of person you want to meet.