26 nov. 2012

Tarde de feriado para cuadrados de coco y dulce de leche

Los tan conocidos, populares y riquísimos cuadrados de coco y dulce de leche llega en versión sin azúcar!! Perfecta para nosotros los que tenemos diabetes (porque no somos diabéticos).
 
Con estas cantidades salen 9 cuadrados de 5x5, por eso necesitamos un molde cuadrado de 15 x 15 cm.
 
Para la masa necesitamos:
  • 200 gr de galletitas dulces de vainilla o limón sin azúcar agregada (se consiguen en dietéticas, sino también pueden usar las galletitas de vainilla SER) molidas.
  • 1 huevo
  • Manteca de50 gr
  • Escencia de vainilla
  • Edulcorante granulado 30 gr (el mismo que usamos para la Mermelada de Naranjas Casera)









Para el relleno: Dulce de leche sin azúcar 150 gr. Hay dos o tres marcas en el mercado local (Yo prefiero la de la marca San Ignacio - ojo!!! que hay una versión light y otra sin azúcar, no se vayan a confundir- pero solo la ví en el supermercado Jumbo, la que se vende en dietéticas se llama Trini, y zafa bastante, es la que voy a usar en este caso.)
Y para la cubierta:
  • Edulcorante granulado  30 gr
  • Huevos 3
  • Coco rallado 150 gr
  • Esencia de vainilla
 



Por supuesto que esta receta tiene su historia y antes de pasarles las instrucciones para preparla quiero compartirla con ustedes.

Para mis seguidores extranjeros les cuento que es muy típico que los argentinos veranemos en la Costa Atlántica. Mar del Plata supo ser, y aún sigue siendo, un destino muy popular para compartir unos días en familia.
Recuerdo que cuando éramos chiquitos (Guille, mi hermano, y yo) hemos ido con mis papis, es más Guille todavía usaba anteojos, o sea que éramos muy niños. Una clásico de esos veranos era hacer una parada en Havanna a comprar alfajores y havannets. Hace varios años que ya no hace falta recorrer más de 400 km para darse el gusto, porque los locales invadieron Capital y otras localidades, pero sigue siendo un clásico irse de veraneo y traer una caja para los compañeros del trabajo o para compartir con la familia que se quedó en Buenos Aires. 
 
A mi me volvían loca los havannets de dulce de leche y chocolate negro. Con la edad me empezaron a gustar mucho más los de coco. Con el tema de la diabetes eso dejo de ser una posibilidad, pero con esta torta combino los dos placeres.

Ahora sí, acá va la receta:
 
Para forrar el molde con la masa, tenemos que mezclar la manteca (previamente derretida) con el resto de los ingredientes indicados. Forramos el molde, y dejamos reposar 20 minutos en la heladera. Mientras tanto preparamos la cubierta de coco que es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes.
 
Sacamos el molde forrado de la heladera, cubrimos con dulce de leche y, finalmente cubrimos con el coco.




Marcamos los cuadrados y llevamos a horno fuerte por 15 minutos, los primeros 10 en la parte superiro del mismo, luego en la parrilla de abajo por 5 más. 

 
 


 
 
 
Se acaba el fin de semana por eso les dejo esta canción que me pone re pilas:
Put some sugar on me - Def Leppard
 
 
 
 
 


8 nov. 2012

Recuerdos Sanadores

 
Una cosa va llevando a otra y así encontré esta receta que transformé. Porque era una de las mermeladas caseras favoritas de mi papá y se acerca la fecha del segundo aniversario de su partida y eso me pone más sensible que de costumbre. Es que me aterra la idea de un día no acordarme de las cosas que compartíamos, de no poder acordarme de sus caras y de sus chistes y del sonido de su voz. Tengo miedo de perderlo así para siempre. Nunca hablé de esto en el blog pero luego de casi 2 años me tomo el atrevimiento de compartirlo.

Llorar hace bien, sana. Hablar de los que nos pasa también, es liberador.
 
Ahora si la receta, que no es complicada pero lleva tu tiempo, por lo que es fundamental tener paciencia. Es una adaptación de una receta de Blanca Cotta sacada del libro "Dulces, licores y conservas de Cocina Básica II": Con esta cantidad salen 2 frascos de 250 gramos aproximadamente c/u de la sin azúcar y 3 frascos de 250 gr de la tradicional, de todos modos lo que yo hice fue dividir la preparación antes de agregarle el endulzante para armar la clásica y la "sin azúcar" dado que soy la única que consume en esta casa.


Naranjas: 2 de la variedad "de ombligo"
Limones: 1
Agua: cantidad necesaria
Azúcar: aproximadamente 1 kilo (para esa versión) 
Edulcorante:  aproximadamente 90 gr (usé dulkre gourmet) (para nuestra versión!!!) Gelatina sin sabor: 7 gr
Alcohol fino para la conservación: cantidad necesaria Frascos
 
Para empezar lavamos muy bien las naranjas y el limón dado que la preparación incluye la cáscara en su totalidad
 
Cuando tenemos la fruta bien limpia, las cortamos (sin pelarlos) en rodajas finísimas. Recuerden quitar todas las semillas que aparezcan, una sola de ellas garantiza sabor amargo, por más pequeña que sea).
Como nada de desperdicia, el juguito que suelten tiene que ser guardado en un bowl o vaso para más tarde.
 
 


A partir de acá se necesita más atención:

Medimos las rodajas de naranja/limón por tazas, presionándolas bien. Vamos dejándolas en un bowl.
Agregamos el triple de agua en relación a las naranjas medidas. En mi caso fueron 3 tazas de fruta que corresponden a 6 tazas de agua.
Dejamos en remojo hasta el día siguiente



 
 
Al otro día debemos escurrir la fruta y guardar el líquido para después.
Esta vez debemos cortar en juliana super finita todas las rodajas o lo que quede de ellas. Debe estar bien blanditas luego de 24 horas de remojo
Incorporamos la juliana al líquido que habíamos reservado y llevamos a fuego fuerte  dejamos hervir por 10 minutos.
     
 
Retiramos del fuego y dejamos enfriar vuelque el contenido en un bol grande y deje estacionar la pasta por 6 horas. Vuelva a medir la pasra por tazas y coloque lo medido en una olla grande.  Por cada taza 15 gr de edulcorante o 1 una taza de azúcar, según la versión elegida.  
 
Hervir a fuego fuerte cada preparación por separado durante 1 hora o hasta que hayan reducido a la mitad. Cada tanto revolver con cuchara de madera. Para la preparación con edulcorante agregar un sobrecito de gelatina sin sabor (7 gr) y revolver hasta que se disuelva.
En estas fotos pueden ver la diferencia de color provocada por el edulcorante vs el azúcar. 
 

Con edulcorante  
 
 
 
Con azúcar

 
 
Deje enfriar y envase la mermelada en los frascos esterilizados. Y, una vez fría, ciérrelos herméticamente: intercale entre dulce y la tapa un disco doble o triple de papel de filtro empapado en alcohol fino.
 
Este es el resultado de la mermelada con edulcorante!!! Nos escribimos.
 





 




 

 







 

3 nov. 2012

Desafío Gran Prueba Azul: te sumás? Yo ya lo hice!


Hola seguidores!
 
mientras retomo el blog y arranco el fin de semana entre estudios para la facultad y recetas para compartir con ustedes, los invito a participar del desafío que propone Diabetes Hands Foundation, una organización que tiene como misión conectar, involucrar y empujar el contacto entre personas con diabetes con 3 objetivos claros: que las personas con diabetes y sus seres queridos no se sientan solos; que puedan comprender y manejar la vida con diabetes y que podamos trabajar juntos hacia un futuro mejor.
 


 

 


Toma la Gran Prueba Azul todos los dias, hasta el 14 de noviembre.
Mide tu glicemia, muévete, mídete de nuevo, y comparte en Gran Prueba Azul
Cada prueba = una donación de $5 para ayudar
personas con diabetes necesitadas.
La meta: 20.000 pruebas para una donación total de $100,000!

2 sept. 2012

Consejo para empezar la semana!

Hola!!

Estuve ausente. Como suele suceder, siempre tengo ganas de estar pendiente del blog pero la rutina y algunas de mis responsabilidades, a las que por ahora no puedo renunciar, me envuelven y no logro hacerme el tiempo para dedicarme a esto que me conecta con las cosas que me gustan.

De hecho hoy no les dejo una receta, sino un consejo que compartieron en el facebook de Diabetes Care Accu-Chek Argentina y me pareció piola difundirlo.



Que empiecen bien la semana!

25 jun. 2012

Hay equipo!!!

Hola,

les cuento que hoy fui a mi control trimestral. LLevé todos los estudios que mi doc. Oscar me mandó a hacer y además tuve la entrevista de rutina con mi nutricionista Valeria, una divina total. A ella le presento mi diario de comidas para que controle la calidad de la misma y si estoy haciendo bien el conteo de hidratos que me enseñó en su momento. Todo fue bien. La verdad es que se vio reflejado en los análisis que estoy haciendo las cosas como se espera.

Estoy muy satisfecha con el equipo médico con el que me trato. Son profesionales con mucha experiencia, pero además son amigables, escuchan mis dudas y mis planteos. Creo que es fundamental sentirse a gusto y contenido por el equipo. Creo que no puedo haber desembocado en mejores manos, además la historia dice que fue cosa del destino. Te "diagnostican" diabetes una noche en la farmacia y luego en la guardia te mandan directo a ver a un especialista. Cómo haces para conseguir turno con un diabetólogo/endocrinólogo de la noche a la mañana?? Por suerte mi papi estaba ahí presente y me solucionó el tema. Asi fue que conocí a este  maravilloso equipo. También vale nombrar a Gabriela, una nutricionista del staff que me dio los primeros tips. Me acuerdo sus palabras, faltaban días para las fiestas y ella me dijo: "para Navidad, vas a estar acostumbrada y adaptada a este cambio en la rutina, no te preocupes porque el equipo te va a ayudar, y además esto va a mejorar tu calidad de vida."

Asi que este post va dedicado especialmente al equipo del Doctor Oscar Villanueva, Jefe del servicio de nutrición del HMC, y a la Licenciada en Nutrición Valeria Massa. Es en ellos en quien deposito mi confianza y mi salud.

"Los logros de un equipo son los resultados del esfuerzo combinado de cada individuo"



Además de contarles acerca de mis docs., les quiero pasar unos tips que me sirvieron de mucho cuando todo esto empezó.

TIPS

  • La fruta:  es mejor comerla con la cáscara, porque aporta fibra. Peras y manzanas sobre todo.
  • El arroz y la papá: lo ideal es evitarlos o hacer conteo de hidratos. Pero hay un consejito interesante a tener en cuenta. Como ambos tienen mucho contenido de almidón, lo ideal es comerlos fríos o recalentados. Porque es en ese proceso que pierden parte de su contenido de carbohidratos.
  • Comer panes con semillas e integrales, en lugar de pan blanco. Lo importante es que la textura y la consistencia del pan negro se diferencie de la del blanco a simple vista.
  • Frutos secos: las nueces son aquellas que contienen menos carbohidratos y más ácido grasos saludables, como omega 3.
  • Mediciones: luego de hacer ejercicio esperar entre una y dos horas para controlar el nivel de mg/dl en sangre. Esto es porque el organismo luego de agotar su fuente más cercana de azúcar (la que está en el torrente sanguíneo) saca glucógeno de los músculos. Por eso hay que dejar que el cuerpo regrese a su ritmo normal para medir. Yo me asustaba porque después de 30 o 40 minutos en la bicicleta me medía y tenía el azúcar arriba de 180 mg/dl, fue por eso que consulté con los docs. y me explicaron esto que les estoy compartiendo.
  • Llevar un diario de comidas, al menos los primeros meses, para registrar qué comemos y cómo.

  • Hacer ejercicio aeróbico, al menos, 3 veces por semana.

  • Reemplazar aceite de girasol, por aceite de oliva extra virgen, aceite de uva o aceite de canola. Son ricos en buenos ácidos grasos. 
  • Lo importante es respetar las reglas hoy para asegurarnos un futuro saludable. Hoy, mientras esperaba en el consultorio, me dio mucha pena ver a gente con piernas mutiladas por no ser responsables, por falta de contención y hasta de información. O un mix de todas ellas. No se lo deseo a nadie, pero en definitiva somos responsables de nuestras elecciones.

 
Espero que compartan sus experiencias así seguimos sumando tips útiles!

16 jun. 2012

Día del Padre 2012

Buen día seguidores!! Hoy se celebra el día del padre, acá y en muchas otras partes del mundo.
Que tengan muy feliz día!!
Un beso grande a mi papi donde quiera que esté. Te quiero. Te extraño.


Como es tradición los argentinos nos reunimos a celebrar en familia. Los varones se encargan del asado, las chicas de las ensaladas, el postre, los regalos y algunas cosas más. En este caso me animé a preparar unas cookies de mantequilla de maní ideales para el café. 

Se preparan en 5 minutos, asi que todavía están a tiempo. Tienen muy pocos carbohidratos por porción, pero no son light.


Necesitamos:
1 taza de mantequilla de maní cremosa
1/2 taza de Splenda®
1/2 taza de harina 0000
1/4 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de polvo de hornear
1 huevo ligeramente batito
60 gr  de chocolate sin azúcar picado

Mezclamos todos los ingredientes, menos las chispas de chocolate, que incorporaremos al final.

Calentamos el horno bien fuerte y en una asadera distribuimos la masa. La idea es ayudarse con una cuchara y armar bollos para luego aplastarlos sobre la bandeja.

Cocinamos hasta que se doren, aproximadamente 10 minutos si el horno está al máximo, sino vayan regulando. Cada una conoce su horno. La idea es que se doren dado que, en realidad, son pocos los ingredientes crudos.
No hace falta ni enmantecar ni enharinar la asadera, dado que la mantequilla de maní ya cumple la función y es imposible que se peguen.

Retiramos y dejamos enfriar para servir!!



Gracias a Daniel, que me sorprendió el día de mi cumpleaños con un maravilloso posafuentes hecho con sus propias manos, muy pinterest. Muy feliz día para él y para todos los padres!


Para despedirnos, les dejo esta frase. Que sirva para reflexionar sobre como vamos viviendo: "La salud es el estado de completo bienestar físico, mental, espiritual, emocional y social y no solamente la ausencia de enfermedad"


5 jun. 2012

Descubriendo en el camino 2012

Hace unas semanas regresamos de nuestras vacaciones en el exterior.
Estoy muy contenta porque las estaba esperando hace mucho tiempo, eran unas vacaciones muy soñadas por mí.

Como siempre, encuentro muchas cosas interesantes para nosotros los diabéticos. Este post no es de recetas, sino de cosas que fui encontrando y que me da pena tener la sensación de que en Argentina nunca vamos a poder encontrar. De hecho, el año pasado cuando volví de NYC estaba emocionada con el descubrimiento de las Oreo© Sugar Free, entonces escribí a Kraft Foods Argentina y jamás tuve respuesta, ni negativa ni positiva. Ninguna. Será cuestión de tener paciencia y conservar la ilusión, y mientras tanto someternos a comer esas galletitas que se consiguen en las dietéticas que son un masacote.

Para cortar un poco, acá empieza el relato de las cosas lindas que me pasaron estando de vacaciones, más allá del hecho mismo de estarlo.

Una pequeña introducción ...


... desde siempre que muero por los caramelos masticables, por todos ellos y de todos los sabores, mis preferidos son y serguirán siendo, en primer lugar: los palitos de la selva, y luego los flynn paff de banana. Me encantan, en su momento podía comer decenas sin problemas. Ahora la cosa está complicada y me tengo que controlar, pero con mucha voluntad lo llevo muy bien. Desde mi debut soy mucho más consciente de lo que significa la palabra SALUD. Ahora mi ranking cambió: primero están mi calidad de vida y mi futuro, y para eso hay que desterrar este tipo de golosinas de la dieta, entre otros ajustes.

Cuestión, que lo interesante es que navegando en la red
encontré que existe en algún lugar de este maravilloso mundo caramelos masticables sin azúcar!!! Puede haber descubrimiento más increíble que este? Así que, sabiendo eso encargué varios paquetes. De todos modos no es para comer decenas, pero al menos puedo sacarme las ganas y no caer en la pastilla de menta y durazno sin azúcar.

Lo importante es contar los carbohidratos que se tienen por porción. Por ahora, con un control de glucemia previo y uno posterior no veo resultados adversos, además los disfruto tanto...

Estoy muy contenta.

Otra cosa que compré son los famosos yummy bears. Hace tiempo que vengo con una idea en la cabeza. Si las gomitas son a base de gelatina, porque a nadie se le ocurrió en este paìs producir gomitas con gelatina sin azúcar de manera industrial. Si yo puedo acceder a la receta de forma casera, me parece algo posible y con un mercado aún no cubierto. Hay miles de chicos (y de adultos) con diabetes que todavía quieren una infancia con golosinas. No es ni justo ni sano esperar a una hipoglucemia para darse el gustito.


Los yummy bears, son unas gomitas
con forma de ositos muy famosas en USA, pero de origen europeo. Yo las conocìa porque en mi trabajo anterior cuando alguien se iba de viaje por trabajo solìa traer. Mi amigo Nacho alguna vez me trajo un paquete solo para mì cuando todavía no tenía diabetes. Pero resulta que hay una variedad sugar free. Asi que esa fue otra adquisición para mi alacena de golosinas. Otra vez les recuerdo: cuenten los carbohidratos, si no se sienten seguros consulten con sus médicos. En mi caso particular trato de ser responsable y voluntariosa, a veces me cuesta porque hay muchas cosas "prohibidas" que me tientan, pero cuando pienso en lo bien que me siento repetando las reglas de esta nueva vida la duda desaparece.


Y finalmente lo que más satisfacción me dio es que cerca del hotel donde estuvimos parando había un lugar muy cálido llamado Craker Barrell (http://www.crackerbarrel.com/) donde fuimos un par de veces a comer algo. El primer gran descubrimiento fue cuando ví en la carta que podía darme el lujo de comer los famosos pancakes con maple sin azúcar. Si bien la merienda no fue nada saludable, dado que venía con huevos y panceta, fue un permitido luego de haber caminado 12 horas seguidas. Una manera efectiva de recuperar energías.




Por supuesto que me traje una botella de 1 litro de maple, para disfrutar de a poquito y darme pequeños gustos.




 En el mismo lugar, una noche que fuimos a cenar, encontré esto en la carta de postres:

Finalmente, esta es parte de la góndola de golosinas sin azúcar de un supermercado en Miami, para que se den una idea de la variedad.



Se trata de llevar la diabetes de la mejor manera y no que se convierta en un karma. Como verán, siempre que el consumo sea controlado, no todo está perdido.

2 jun. 2012

Apple Pop

No es un nuevo modelo de tablet, ni de Ipod, ni tiene nada que ver con la marca Apple. Ni siquiera con el sello discográfico que alguna vez tuvo que ver con The Beatles.


Es una manera diferente de comer fruta. El nombre lo inventé yo, si existía de antes la verdad es que no lo sé, pero por lo que estuve buscando en internet no hay nada parecido que tenga que ver con comida, menos si de comida saludable estamos hablando.

Les cuento que en el comedor del trabajo, a veces, nos entregan  a modo de postre unas manzanas que dan pena, no solo por el color sino por el tamaño. Según mi mami son las doradas. Acabo de enterarme de su existencia. Hasta el momento la variedad iba de la roja a la verde sin escalas intermedias, pero se ve que hay un mundo por descubrir en cuanto a manzanas y existen unas  amarillas, llamadas Golden.  Cuestión que las que yo consigo son muy pobres a la vista, no tienen nada de “golden” pero me vienen bien para incursionar en nuevos snacks o colaciones.
Entonces les voy a compartir varias formas de comer manzana, de forma liviana, sin agregado de azúcar, la única desventaja que noto hasta ahora, es que al quitarles la cáscara perdemos parte de la fibra.
La cantidad de manzanas depende de lo que ustedes quieran comer. Yo hice una manzana por receta, dado que en esta casa nadie más las consume.

Tomen nota!

1. Apple pop
1 manzana, 10 gr de manteca, 1 cucharada sopera de Splenda®, jugo de ½ limón (naranja o pomelo quedan bien, es para que la manzana no se oxide)
Cortamos la manzana en cuadraditos pequeños, rociamos con el jugo de limón, y dejamos reposar en una tablita de madera o en algún plato, al sol todo el día. La idea es que los cuadraditos se sequen para lograr un efecto crocante al snack, para que se parezca lo mejor posible a un pop corn.  Yo las cubrí con un mosquitero para cocina, para evitar moscas y otros bichos que podían sentirse atraídos por lo dulce de la fruta.
Al otro día llevamos las manzanas a una plancha bien caliente, colocamos la manteca por encima y espolvoreamos con el edulcorante. Cada tanto, nos ayudamos con una espumadera y  damos vuelta los cuadraditos de manzana para que se doren por todos sus lados. Cuando logramos ese efecto, retiramos.
Dejamos enfriar totalmente y  listo!  Cuando las probé me sorprendí porque no solo tenían el olor de las típicas tortas de manzana, sino que además eran súper sabrosas.


2. Al horno!

1 manzana, 1 barrita de canela o 1 cucharadita de canela en polvo, jugo de ½ limón (naranja o pomelo quedan bien, es para que la manzana no se oxide), cascarita de naranja (si les gusta, es para aromatizar) y al horno o, como en mi caso a la Essen hasta que esté bien blandita.


3. En almíbar

Cuando hice mi debut y empecé a cambiar mi modo de alimentarme, además de preocuparme por “que sería de mi torta de cumpleaños?”
(ver http://mysweetenerblog.blogspot.com.ar/2011/03/time-to-celebrate.html) otra de las dudas culinarias que vino a mi mente es “cómo voy a hacer almíbar? Y resulta que no es tan complicado, aunque obviamente no es igual al clásico. Hay que conseguir un buen edulcorante que no pierda sabor en la cocción y que logre una densidad similar a la que lograríamos con azúcar.

Necesitamos: 1 manzana, 1 taza de agua, 4 cucharadas de Splenda®. Dejamos cocinar, en cacerola, hasta que la manzana esté blandita, si hace falta incorporamos un poco más de agua durante la cocción.

4. Jazzy jello apple slices

Y por último, esta entrada que encontré en el blog Inspired by Charm de Michael Wurm, Jr. y que me vino como anillo al dedo: http://www.inspiredbycharm.com/2012/05/jazzy-jello-apple-slices.html
Más allá de esta receta, les recomiendo el blog ya que tiene muchas ideas originales y muy lindas.
Nos leemos pronto con más novedades!


12 abr. 2012

El sabor de lo casero

Tarta de zapallitos: obvio que no es nada nuevo, pero el sabor de lo casero tiene ese no se qué tentador.

Pensando en facilitarme la vida, decidí reutilizar la receta de la masa casera que subí en el post anterior (http://mysweetenerblog.blogspot.com.ar/2012/03/tarta-de-manzanas-light.html) y armar con el bollo que quedó algo para la cena. Con lo cual procedí a sacar de la heladera la masa y a enmantecar mi asadera! Lo mejor fue que en menos de media hora tuve la cena lista.

Cuando cocino me doy cuenta de que, a veces, con las 2 o 3 cosas que encontramos en la heladera más las otras 2 o 3 cosas que quedaban en la alacena una tiene ese poder maravilloso de transformarlo en algo sabroso en un par de minutos (ya les contaré sobre mi ensalada tibia de choclo). Me parece algo muy de mamá que resuelve las cosas con lo que haya. Me gusta ese sentimiento.  


Tarta de zapallitos

Para una asadera tamaño rectamgular de 17 x 25, necesitamos:
5 zapallitos
1 cebolla (puede ser morada que es menos ácida, pero no por ello menos sabrosa)
3 huevos batidos
1 chorrito de leche descremada
2 cucharadas copiosas de queso rallado
Sal/pimienta/nuez moscada a gusto
Margarina/aceite/rocìo vegetal cantidad necesaria (para rehogar)

Antes de empezar con la preparación, prendemos el horno a fuego moderado.

Cuando ya resolvimos ese tema pasamos a armar el relleno, entonces lavamos bien los zapallitos y cortamos en rodajas, por otro lado picamos la cebolla. Rehogamos todo junto. Salpimentamos.
Cuando los zapallitos están blanditos, retiramos del fuego. Este tipo de verduras tienen mucho contenido de líquido, con lo cual les recomiendo escurrir, sino queda una mezcla muy aguachenta.

Mientras eso se cocina, batimos los huevos con el queso rallado y la leche.


Incorporamos una mezcla a la otra, integramos bien para que los zapallitos queden sumergidos, y luego volcamos en la asadera.

LLevamos al horno hasta que la masa se dore (20 minutos aproximadamente, dependiendo del horno).

Mesa servida y a disfrutar del menú de hoy. Como dice el dicho popular: panza llena, corazón contento!




Como siempre pasa, el anuncio parroquial al final.
 Le doy la bienvenida al blog a "Tendencia Natural"


Le deseo lo mejor a su dueño Daniel, que se lanzó con este emprendimiento hace unos meses, asi que vamos a empujarlo desde nuestro lugar.

25 mar. 2012

Tarta de manzanas light

El 20 de Marzo fue el cumple de mi amiga Nora. Ayer fue el festejo y preparé esta tarta de manzanas que tiene mucha pinta, al menos en las fotos.

Es la primera vez que incursiono en ella. No lleva nada de azúcar. Es de preparación sencilla, aunque se ensucian muchos utencillos y la cocción es bastante larga. Veremos el resultado.



La listita de ingredientes es:
Para la masa: 2 tazas de harina, 1 cucharadita de nuez moscada en polvo, 1 pizca de sal, 4 cucharadas de Splenda®, 6 cucharadas de margarina derretida, 2 huevos, 6 cucharadas de leche descremada.
Para el relleno: 4 manzanas grandes (preferentemente verdes) hechas puré. Es decir que luego de pelarlas y cortarlas en rodajas o cuadraditos hay que llevarlas al horno hasta que tomen la consistencia ideal. Canela en polvo y cascarilla de limón o naranja, a gusto.
Para la cobertura: canela en polvo y edulcorante, también a gusto.
Opcional para servir: crema chantilly (con edulcorante o esencia de vainilla en lugar de azúcar). Probé con la Sancor Dr. Cormillot, pero no sirve paar batir. Asi que hay que utilizar la clásica y batirla con el edulcorante y la esencia.


Una vez que tenemos todo empezamos con la preparación en sí.

MASA: mezclamos harina, nuez moscada y sal por un lado. Por otro, batimos la margarina con el edulcorante, le agregamos los huevos y la leche. Batimos hasta lograr una mezcla espumosa. Incorporamos la segunda preparación a la primera y amasamos hasta formar bollo liso.
Enmantecamos una asadera y cubrimos con la masa.







Por otro lado preparamos el RELLENO: pelamos y cortamos las manzanas en rodajas, espolvoreamos con canela, edulcorante y la cascarilla de limón/naranja. Llevamos a horno (Essen o similar) hasta que tengan consistencia de puré. Cuando logramos el punto deseado, volcamos sobre la tarteta/asadera. Llevamos a horno por 40 minutos.
Cuando vean las fotos, van a notar que hay unas semillitas entre el puré, pero en realidad es avena con pasas de uva, lo cual no es para nada necesario.

Espolvoremos con canela y servimos con la crema. Lo ideal es que la tarta esté tibia.


Muy feliz cumple a mis amigos Nora y Jorge!

20 mar. 2012

Oreo Sugar Free


Seguramente leíste el título del post y dijiste “¿cómo OREO en un blog de diabetes?”. Efectivamente es así porque existe una versión de OREO sugar free. De todos modos no se consiguen, al menos por ahora, en el país. 

Las conseguí en un mercadito chino en NYC, cerca de Times Square, pero si tienen la oportunidad de ir a USA, en la mayoría de los supermercados o drugstores, se consiguen fácilmente. Aprovechando que tengo dos amigas viajeras y que han vivido durante largo tiempo en el exterior les pedí que si veían algo parecido tanto en Dublin como en Barcelona, me trajeran, pero nada de eso sucedió. Así que ni en Irlanda ni en España se consigue esta versión. 

Un detalle importante es que al no tener azúcar vencen mucho antes que cualquier otra galletita dulce.  Eso es porque el azúcar funciona como conservante. Cada caja contiene 16 galletitas y la porción sugerida es de 2.  
La pregunta obligada es “¿tienen el mismo sabor que las originales?” Y mi respuesta es, con mucha alegría, un rotundo Sí.


Luego de toda la anécdota pasemos a la receta. Pinterest es nuevamente mi fuente de inspiración. Esta vez ví una receta con oreo y recordé que todavía tenía una caja guardada en la alacena, como si me estuviera esperando para algo especial. Así que mezclé varios ingredientes para armar estos budincitos que quedaron bien soufflé.
Esta es mi invención. El resultado es bueno, dulce, liviano, bajas calorías y, sobre todo, libre de hidratos de carbono simples.
Mientras se me hace agua la boca, les paso la lista de los ingredientes que necesitamos para empezar. Con estas cantidades salen 10 porciones.


Ingredientes:
• 10 pirotines
• 16 galletitas oreo sugar free, o similares (10 enteras y 6 picadas en trozos grandes)
• 200 gramos de queso crema light a temperatura ambiente
• 100 gramos de crema light
• 2 cucharadas  de Splenda® o similar
• 2 huevos grandes, a temperatura ambiente, ligeramente batidos
• 1 cucharadita de extracto de vainilla
• 125 gramos de yogurt natural (podemos reemplazarlo por yogurt de vainilla, de esta manera hay que suprimir el extracto)
• 1 taza de harina de almendras
• 1 pizca de sal





Cuando iba preparando todo, se me vino a la mente la imagen del Mc Flurry Oreo que supo vender alguna vez Mc Donalds. Háganlo y díganme sino!

Mientras el horno se precalienta bien fuerte, colocamos una galletita oreo en el fondo de cada moldecito.


En un bowl mezclamos con batidora fuerte el queso crema, la crema, los huevos, el yogurt y la esencia de vainilla. Cuando todo es una crema suave y unificada, agregamos el edulcorante y la sal. Por último incorporamos las galletitas picadas y mezclamos para integrar. 

Llenamos los pirotines a tope y horneamos por 20 minutos aproximadamente. 



  
Dejamos enfriar en la heladera por 4 horas para desmoldar. 

Está a punto de terminar el día 20 de Marzo, pero sigue siendo el día del cumple de mi amiga Nora, a quién dedico, muy especialmente, esta receta.

4 mar. 2012

Pinterest

Aparte de compartirles una receta nueva, quería contarles un nuevo descubrimiento en esto de la Web 2.0.

Flor, una de mis mejores amigas, me invitó a formar parte de lo último en redes sociales: PINTEREST. No lo pude evitar y me hice adicta. Es la red social que está siendo utilizada como sistema visual de marcadores sociales por millones de personas en todo el mundo, se comparten ideas para casamientos, decoración, artesanías, recetas, arquitectura, fotografía, y todo lo que se les ocurra.  

Cuestión que navegando en el Pinterest world, encontré esta receta fabulosa: Crackers de almendras y sésamo. Ideales para combinar con un dip de queso crema y hierbas, acompañar una picada o simplemente como snack, dado que son low carb, porque no utilizamos ningún tipo de harina traidicional (trigo, centeno, maíz), razón por la cual son también gluten free, lo que las hace aptas para celíacos. Los invito a preparalas.



Lo más divertido de todo fue el momento en que las preparé. Resulta que Chicho y Martín (el marido de Mili, otra de mis amigas), decidieron empezar a estudiar inglés con mi otra amiga Lepo. Y se juntaron el sábado pasado en casa. Resulta que como Martín tiene pánico escénico me confinaron al cuarto, a la 1/2 hora de estar encerrada decidir recluirme en la cocina y dedicar el tiempo a esta producción. 
Necesitamos:

1/2 taza de harina de almendras. Si no consiguen, es fácil de prepararla. Compran almendras y las procesan hasta que queden puro polvo. Yo la conseguí lista para usar en Bodega Amparo (sucursal Villa Urquiza)

1/4 taza semillas de sésamo tostado, negro o el que prefieran. Se consiguen en dietéticas, en Casa China del barrio chino de Belgrano tienen gran variedad.

3 Cucharadas de lino molido, que también se consigue en los lugares que les dije. De paso les cuento que esta forma es la única en que uno debe consumir el lino, dado que si se come el grano entero el organismo no lo digiere, con lo cual no tiene sentido. Si quieren beneficiarse con el lino, lo ideal es molerlo. Yo lo suelo usar en tostadas, arriba del queso crema, o en algún juguito exprimido.

15 gramos de manteca cortada en daditos, preferentemente light

4 cucharadas de agua caliente

1 Cucharadita de alguna especie aromática,  en este caso tenía tomillo.

1/2 Cucharadita de sal

Otros: Papel aluminio y film

Para el dip: 1 palta, limón, 2 cucharadas de queso crema

  


Por un lado humedecemos el lino con el agua caliente para que se forma una pasta medio pegajosa, y por otro, mezclamos las semillas de sésamo con el harina de almendras, el tomillo y la sal. Cuando tenemos las dos peparaciones las unimos y agregamos la manteca hasta formar una bola.

Es medio enchastre todo, pero queda rico!

Envolvemos en papel film y dejamos reposar en la heladera por 15 minutos.



Finalmente forramos una asadera con papel aluminio, ya que al retirar de la heladera lo que hay que hacer es estirar la pasta sobre ese papel y marcar con un cuchillo los cortes para luego cuando estén bien frías se pueden cortar fácilmente.


LLevamos a horno fuerte por 15 minutos y LISTO!




Mientras nuestras crackers se cocinan, vamos preparando el dip. En este caso, elegí palta y queso crema. Simplemente pisamos la palta con jugo de medio limón e integramos con el queso crema que le aporta suavidad. No hace falta agegar sal, dado que las galletitas ya tienen suficiente.

Ya tenemos todo listo para servir!

Me despido al ritmo de "I want to hold your hand" de The Beatles (canción que fue utilizada durante la clase de inglés).