12 abr. 2012

El sabor de lo casero

Tarta de zapallitos: obvio que no es nada nuevo, pero el sabor de lo casero tiene ese no se qué tentador.

Pensando en facilitarme la vida, decidí reutilizar la receta de la masa casera que subí en el post anterior (http://mysweetenerblog.blogspot.com.ar/2012/03/tarta-de-manzanas-light.html) y armar con el bollo que quedó algo para la cena. Con lo cual procedí a sacar de la heladera la masa y a enmantecar mi asadera! Lo mejor fue que en menos de media hora tuve la cena lista.

Cuando cocino me doy cuenta de que, a veces, con las 2 o 3 cosas que encontramos en la heladera más las otras 2 o 3 cosas que quedaban en la alacena una tiene ese poder maravilloso de transformarlo en algo sabroso en un par de minutos (ya les contaré sobre mi ensalada tibia de choclo). Me parece algo muy de mamá que resuelve las cosas con lo que haya. Me gusta ese sentimiento.  


Tarta de zapallitos

Para una asadera tamaño rectamgular de 17 x 25, necesitamos:
5 zapallitos
1 cebolla (puede ser morada que es menos ácida, pero no por ello menos sabrosa)
3 huevos batidos
1 chorrito de leche descremada
2 cucharadas copiosas de queso rallado
Sal/pimienta/nuez moscada a gusto
Margarina/aceite/rocìo vegetal cantidad necesaria (para rehogar)

Antes de empezar con la preparación, prendemos el horno a fuego moderado.

Cuando ya resolvimos ese tema pasamos a armar el relleno, entonces lavamos bien los zapallitos y cortamos en rodajas, por otro lado picamos la cebolla. Rehogamos todo junto. Salpimentamos.
Cuando los zapallitos están blanditos, retiramos del fuego. Este tipo de verduras tienen mucho contenido de líquido, con lo cual les recomiendo escurrir, sino queda una mezcla muy aguachenta.

Mientras eso se cocina, batimos los huevos con el queso rallado y la leche.


Incorporamos una mezcla a la otra, integramos bien para que los zapallitos queden sumergidos, y luego volcamos en la asadera.

LLevamos al horno hasta que la masa se dore (20 minutos aproximadamente, dependiendo del horno).

Mesa servida y a disfrutar del menú de hoy. Como dice el dicho popular: panza llena, corazón contento!




Como siempre pasa, el anuncio parroquial al final.
 Le doy la bienvenida al blog a "Tendencia Natural"


Le deseo lo mejor a su dueño Daniel, que se lanzó con este emprendimiento hace unos meses, asi que vamos a empujarlo desde nuestro lugar.